27 mar. 2012

Las entrevistas grupales

Las entrevistas en grupo son cada vez más comunes en los procesos de selección. Pueden tener varios objetivos:
  • Descartar candidatos de forma rápida: Cuando se han presentado demasiados candidatos a un mismo puesto, la empresa puede optar por comenzar por una entrevista grupal. En ella junta a unos cuantos candidatos (normalmente no más de diez) y hace que se presenten y hablen de su formación y experiencia de uno en uno. Esto les permite además comprobar cómo se desenvuelven los candidatos hablando en público y cómo manejan la ansiedad. Una vez descartados los que consideran no validos, los demás candidatos pasan a la entrevista individual.
  • Complementar la entrevista individual: Se utiliza sobre todo cuando se buscan habilidades sociales, de liderazgo o de trabajo en equipo en los candidatos. Estas entrevistas suelen ser una especie de juego en el que se suele encomendar al grupo que consiga resolver un problema o llegar a una decisión. Lo importante no es la decisión a la que llegue el grupo, sino cómo se comportan los candidatos en el proceso.
Para saber cómo desenvolverse de manera satisfactoria en este tipo de entrevistas grupales, es conveniente tener en cuenta los siguientes consejos:
  • Mantén la serenidad y la calma: No por gritar más, hablar sin parar y hacer que todos se ciñan a tu voluntad vas a conseguir el puesto. No se trata de ver quien gana, sino que normalmente se busca gente capaz de escuchar, de aportar ideas y compartirlas con los demás, de enriquecer el trabajo de todos… Puede haber algunas excepciones, como en algunos trabajos comerciales, en los que se trata de saber convencer de cualquier manera pero normalmente la gente nerviosa y agresiva es descartada.
  • Trata de trabajar con los demás candidatos: Olvida que son tus adversarios e intenta establecer un clima de trabajo agradable, encaminando toda tu energía a conseguir algo bueno entre todos.
  • No te cierres: Pasar desapercibido no te hará ganar puntos. Puede que consigas que no te descarten en una primera tanda pero tampoco estarás entre los candidatos favoritos. Colabora, expón tus ideas, defiéndelas, intenta mejorarlas y complementarlas con las ideas de tus compañeros…
  • Muestra tus dotes de liderazgo y de trabajo en equipo: Lo importante no es dar ideas sobre el resultado del problema que os han planteado sino aportar maneras de llegar a una solución. Es así como demostrarás tu iniciativa, tus dotes de liderazgo, tus capacidades organizativas… Si, por ejemplo, cuando todo el mundo está discutiendo, tú sugieres que vayan hablando por orden para que todos puedan expresarse y te ofreces a tomar notas para luego poder comparar las aportaciones de cada uno, estarás ganando muchos puntos en la escala de los entrevistadores.
  • Sé natural: No adoptes un papel ni te comportes de manera rígida. Trata de ser como tú eres y de estar relajado y tranquilo.