25 abr. 2012

Cosas que sí debes hacer en Redes Sociales si estás buscando trabajo.

Buscar trabajo ya no es simplemente enviar el currículo y esperar. Los que seleccionan candidatos están buscando en Internet a ver que consiguen sobre cada persona.
Lo quieras o no. Todo lo que publicamos en redes sociales, foros y entornos colaborativos, ya incide directamente en la decisión de quien nos esté siguiendo digitalmente con fines laborales.

Cada vez más, los seleccionadores y Head Hunters se pasean por los buscadores y las redes sociales buscando nuestra identidad digital y determinando si somos o no “ese” candidato que refleja nuestro currículo, lo que puede darte una buena idea de lo importante que será la identidad digital en el futuro inmediato.

Todo lo que escribes o publicas en Internet te condiciona, sobre todo si estás buscando empleo. Por eso te dejo estos seis consejos clave que seguramente te ayudarán a ofrecer una mejor imagen en la Red:


1. “Limpia y ordena” tus perfiles digitales antes incluso de empezar a buscar trabajo: Elimina el contenido y las fotos que pueden ser mal interpretados por un seleccionador minucioso. Habla con tus amigos y pídeles que remuevan las fotos u otros formatos que puedan afectarte y que se encuentren publicados en otros usuarios. Lo publicado en Internet no se puede borrar, pero si que empieza a descender en los buscadores una vez deja de indexar. Si es necesario, habla con un especialista en SEO, él/ella sabrá que hacer para ayudarte a “borrar”.

2. Empieza desde ya a ser selectivo en redes sociales: Fíjate a quienes aceptas como amigo en Facebook, y con quién tomas contacto en XING, por ejemplo. Otra tendencia entre los seleccionadores es la de aplicar el: “mira con andas y te diré quién eres” Bloquea tus datos y utiliza la función de privacidad en las redes de ocio.

3. Si buscas empleo o nuevas oportunidades laborales pero aún trabajas: No se te ocurra mencionarlo en las redes que frecuentas, que sea un secreto, pues todo se sabe. Lo importante es no publicarlo.
Ya es común escuchar casos de personas despedidas por este tipo de errores. Si te sientes con el derecho de buscar un empleo mejor, tu patrono también tiene el mismo derecho de buscar a alguien interesado en el puesto de trabajo que planeas dejar, es lo justo.

4. Comienza un grupo en XING o LinkedIn: Entre los seleccionadores se está estableciendo una tendencia a considerar los grupos como un punto a favor del candidato  que los gestiona o crea. Adicionalmente te aportará todos los beneficios  del Networking profesional.

5. Empieza un blog: No importa si no puedes publicar todos los días, pero si que importa que lo hagas con cierta regularidad. Sube contenidos interesantes, que se relacionen con tu profesión y que posean enfoques positivos. Un blog puede ser determinante entre un candidato que lo tiene y otro que no, mientras ambos compiten por el mismo puesto.

6. Revisa constantemente tu identidad digital en Internet: Aunque parezca algo básico; coloca tu nombre en varios buscadores y lee lo que se dice de ti. Si, encuentras algo negativo o que prefieres que no aparezca, has de comenzar a trabajar en corregirlo desde ya.
Por otro lado… No creas que si no aparece nada es algo bueno. Toma en cuenta que en los próximos años, no encontrar nada, será tan malo como encontrar aspectos negativos. ¡Construye tu reputación desde ya!

Reflexión: Definitivamente, ya están llegando a su fin los días en que el currículo era lo más importante para encontrar o buscar trabajo. En breve, lo más importante será nuestra identidad digital y la huella que dejemos en Internet.

Magnífico artículo de Senior Manager