5 jul. 2012

Las oficinas de Empleo utilizarán gas en lugar de cursillos.

 “Será más operativo”, asegura la ministra Fátima Báñez (*)

A partir de la semana próxima, todas las oficinas de Empleo dispondrán de un sistema automatizado de climatización por el que manará intermitentemente una clase de gas especial, capaz de aniquilar diecisiete rinocerontes adultos y a Cristóbal Montoro al mismo tiempo, tal es su concentración de cianuro y ponzoña. 
Eficaz producto alemán probado ya con otros colectivos incómodos





El nuevo protocolo de actuación contra el desempleo, aprobado en el último consejo de ministros, sustituirá a los costosos y absurdos cursillos, y se aplicará en tandas de siete mil desempleados diarios por cada oficina. Aquellos parados que no acudan a la “reunión de gas” perderán la prestación automáticamente.

La ministra de Empleo, en una rueda de prensa en Moncloa, mostró su más absoluta confianza en que el gas descongestione notablemente las oficinas de empleo, y proporcione un respiro al Gobierno para seguir luchando contra la terrible lacra del paro. Inmediatamente después se disculpó por emplear la palabra respiro y la sustituyó por descanso, y más tarde por margen.

A la pregunta de algunos periodistas acerca del envenenamiento que también podrían sufrir los funcionarios de las oficinas de Empleo, la ministra explicó que el nuevo protocolo de actuación contra el paro también incluye a los trabajadores de esas oficinas y, por lo tanto, inhalarán el gas. “Las siniestras oficinas de Empleo que construyó Zapatero”, añadió la ministra, “van a desaparecer, puesto que se han mostrado totalmente inútiles, para transformarse en Oficinas Terminales de Vida Laboral”.

Báñez no descartó que el “protocolo gas”, como ya se conoce a la nueva reforma laboral en el Gobierno, se aplique también en la red de metro para apoyar los ajustes del ministerio de Fomento, y progresivamente al resto de los medios de transporte, como trenes de media y larga distancia, aviones, autobuses y barcos. “Para mediados de 2013″, finalizó la ministra, “adaptaremos el protocolo gas a los automóviles de uso privado y las bicicletas”.

 (*) Esto es humor, muy negro, pero humor. En Foro E no tenemos noticias fehacientes, de momento, de que se plantee este tipo de "Solución Final" contra el desempleo.