24 jun. 2015

Vías de acceso al empleo de los asalariados (I): datos y análisis.

Una preocupación habitual de los orientadores laborales tiene que ver con qué métodos de búsqueda de empleo son, finalmente, los realmente eficaces para acceder al trabajo y, por lo tanto, deberían de ser en los que fijáramos la atención los profesionales. Es mucho lo que se ha escrito ya sobre el tema, pero el pasado 11 de junio de 2015 se publicó una nota de prensa del INE que se titulaba Módulo sobre la situación laboral de los inmigrantes. 2014. Si bien este documento hace referencia a la evolución en relación con el empleo de población inmigrante en España en los últimos años, en dicho estudio se incluyen una serie de datos que tratan sobre los métodos de acceso al empleo que han sido eficaces a los trabajadores del mercado laboral español, sean foráneos o autóctonos. Es en esto en lo que voy a basar este escrito.

La encuesta investiga la forma en que se encontró trabajo en los últimos 5 años y dirige sus preguntas a diferentes poblaciones en edad de trabajar, a hombres, mujeres, extranjeros y nacionales. Los datos que presentamos aquí hacen referencia a todos los grupos, en conjunto. El que esté interesado en los datos desglosados puede acceder a la fuente original desde el enlace que incluí arriba.

El valor de este estudio radica en que se basa en una consulta directa a trabajadores, no se basa en ningún tipo de conclusión o inferencia basado en otros datos o preveniente de alguna entidad u organización que, quizá, puede tener una visión más incompleta del asunto o intereses implicados.


A continuación presentamos un cuadro son los datos en formato de tabla y de gráfico, para su mejor visualización.


Porcentaje de asalariados de 16 a 64 años que encontraron su trabajo actual en los últimos 5 años, según la forma de encontrarlo
Respondiendo a anuncios de los MMCC, incluyendo Internet

A través de familiares, amigos o conocidos

A través de la oficina pública de empleo

A través de alguna oficina privada de empleo


A través de alguna institución de enseñanza o de formación profesional

Solicitándolo directamente al empleador o presentando CV

Su empleador le ofreció empleo

Algún otro método

No sabe

Total


6,9

46,7
2,5
3,6
3,7
22,2
4,9
7,1
2,2
100
Fuente: INE 2015



Elaboración propia a partir de datos del INE



Sin duda los datos son interesantes por sí mismos, pero también hay elementos que se nos presentan que requieren alguna consideración.

Análisis de los datos de la encuesta.

1- Nos encontramos que las dos formas más eficaces para acceder al trabajo son, por este orden, la gestión de la red de contactos en primer lugar –en color rojo en el gráfico y referida en un 46,71% de las ocasiones - y, después, la autocandidatura –en color naranja y referida un 22,21% de las veces. Entra las dos categorías suman casi un 70% de los casos.

Nada que ya no supiéramos. Los métodos más eficaces para encontrar empleo son la adecuada gestión de la red de contactos y de las propias candidaturas espontáneas. No obstante sí es interesante destacar que el porcentaje referido a los contactos es más bajo que lo que señalan otras estimaciones que lo sitúan en porcentajes entorno al 80%. Sigue siendo muy alto, significativamente más que cualquier otro método, pero no alcanza el 50%, esto sí es novedoso.

En cuanto a la autocandidatura como método para encontrar trabajo es un porcentaje también muy elevado, aproximándose a uno de cada cuatro casos, poniendo en valor este método de búsqueda de empleo como uno de los más eficaces. La presentación de estos datos también es novedosa, si bien la experiencia de los profesionales de la orientación podría sugerir que esto era así, estos datos lo confirman.
 
2- Otro grupo de datos importantes, por eso en el gráfico también figuran separados como los anteriores, es el que hace referencia a oficinas de empleo, sean públicas –en verde- o privadas –en azul. Entre ambas apenas superan el 6% de los casos, situándose las oficinas de intermediación, claramente, como un método escasamente eficaz para encontrar empleo. Es de señalar, así mismo, que los porcentajes son en ambos casos muy similares, siendo el porcentaje de las oficinas públicas de un 2,53% y el de las privadas de un 3,56%, apenas un punto más. Este es un dato también novedoso ya que, si bien los medios de comunicación insisten periódicamente en la ineficacia de los servicios públicos de empleo en la intermediación laboral, jamás se hace referencia la ineficacia de los servicios privados de empleo –constituidos mayoritariamente por las ETT’s- que, como vemos, no mejoran significativamente a los públicos en intermediación a pesar de manejar ofertas de empleo de muy escasa calidad, con un alto porcentaje de contrataciones por días o, incluso, horas.


3- En cuanto a otros métodos para encontrar empleo me parece a destacar que en tercer lugar se sitúe, aunque ya a mucha distancia de los dos primeros con un 6,89%, la respuesta a las ofertas publicadas en los medios de comunicación o Internet. Este dato relativiza mucho el papel de las ofertas en la búsqueda de empleo, lo cual también es aplicable a los denominados portales de empleo que quedan muy cuestionados en cuanto a su eficacia. Ello no puede ser de otra manera ya que, como sabemos, la inmensa mayoría del empleo oculto para materializarse en una oferta que salga a la luz, y esto es aplicable a la prensa tradicional, los portales de empleo, o los diferentes organismos de intermediación públicos o privados. Parece claro, por lo tanto, que basar la estrategia de búsqueda de empleo en la persecución de ofertas sigue siendo un método muy limitado en cuanto a eficacia, y esto es así se haga a través de la prensa tradicional o de Internet en general, sea a través de de las diferentes webs que se dedican a recopilar ofertas o de los diferentes portales de empleo.


4- En relación con el resto de los datos podemos afirmar lo siguiente. Las categorías relacionadas con ofertas de empleo, sea a través de de oficinas públicas, privadas o relacionadas con algún medio de comunicación incluyendo Internet, suman en total casi un 13% de los casos, lo que no es un porcentaje mayoritario pero tampoco es despreciable. También es interesante que la categoría “el empleador le ofreció empleo”, que nos habla también de canales informales, se acerca al 5%.

Hasta aquí el la presentación y el análisis de los datos de una encuesta que, en gran medida, hablan por si mismos y socavan algunos mitos y algún estereotipo. Me gustaría destacar de nuevo que es trabajo que hace referencia a la población general, es información aportada por los propios trabajadores sobre la manera como han encontrado empleo. Es información, por tanto, de primera mano, libre de sesgo, de ahí el interés de la misma.

En un siguiente escrito presentaré las implicaciones que este análisis puede tener de cara al trabajo en orientación laboral.


No hay comentarios:

Publicar un comentario