29 ene. 2014

Inglés para pobres, I.

Hacemos un paréntesis en la serie de entradas sobre OL y Ocupabilidad por la que hemos comenzado en Blogempleo.org para presentaros un post sobre el aprendizaje del inglés en estos tiempos de Internet y el mundo 2.0. Aunque, en realidad, vamos a seguir hablando de Ocupabilidad, en concreto de una variable que consideramos fundamental a la hora de analizar las posibilidades de empleo de las personas. Nos referimos a la disponibilidad económica.  Sin entrar en análisis profundos en este momento, a cualquiera le puede parecer evidente que buscar empleo cuesta dinero; puede suponer el mantenimiento de una línea ADSL, fotocopiar CV's, viajar para hacer una entrevista de empleo... pero también, si lo que pretendes es mejorar tu ocupabilidad de cara a mejorar tus posibilidades de encontrar un trabajo, eso también suele costar dinero. No es necesario subrayar que las personas desempleadas no suelen estar en una situación económica boyante precisamente y que esto se va agudizando cada vez más a medida que se va prolongando la situación de desempleo. La falta de recursos económicos es una variable que puede ir limitando, poco a poco pero cada vez más, la ocupabilidad de las personas en una especie de “efecto bola de nieve”: como tengo poco dinero, invierto poco en incrementar mi ocupabilidad, como invierto poco en mi ocupabilidad, voy perdiendo posibilidades de empleo y, lo que obtengo como consecuencia, es que se siguen reduciendo mis ingresos.
Es por esto que desde Blogempleo.org queremos intentar paliar, en la medida de nuestras posibilidades, este problema y, para ello, vamos a comenzar una serie de entradas que vamos a llamar “Serie Ocupabilidad para pobres”.


Aprender inglés ahorrando dinero
Foto de Isaac Torrontera en Flicker
Esta serie de entradas se va a caracterizar por:



1)- Será una selección de recursos gratuitos -o muy baratos- que de una manera u otra, pueda incrementar la ocupabilidad de las personas demandantes de empleo, de tal manera que se limite, en la medida de lo posible, ese círculo vicioso al que aludíamos antes.




2)- Y será una selección. Es decir no será una recopilación de todos los recursos posibles porque esto, además de ser una tarea ingente, es una actividad anti-orientadora. Somos enemigos de los listados exhaustivos de recursos porque creemos que lo que hacen es desorientar más que orientar, La única cualidad buena que tienen los largos listados es que son fáciles de hacer:  sólo requieren copiar y pegar. Cuando se orienta a alguien que se ha perdido se le indica un camino, no todos los posibles, si hacemos esto lo más probable es que continúe perdido. Por eso, pretendemos orientar más con menos, cosa que creemos firmemente debería ser un criterio de buenas prácticas en OL.

3)- No pretendemos que los recursos que señalamos sean un substituto de otros que, sin duda, serían más eficaces a la hora de adquirir o perfeccionar una competencia. Por desgracia las cosas gratuitas o muy baratas en general no suelen alcanzar el nivel de calidad que tienen los servicios públicos o los recursos de pago. Por ejemplo, si lo que quieres es aprender un idioma lo mejor es que te matricules en en alguna de las Escuelas Oficiales de Idiomas que hay en España, que para eso están y lo hacen muy bien, pero si te has quedado sin plaza y no tienes demasiados recursos económicos... prueba con lo que te vamos a sugerir aquí, puede ser una opción.


Para no alargarnos demasiado con una sola  entrada, hemos elaborado dos post sobre cómo mejorar tu ocupabilidad con  "Inglés para pobres". Más adelante vendrán posts sobre recursos audiovisuales, práctica a través de intercambio, clases on line, blogs sobre idiomas y certificaciones de nivel. Ahora te presentamos la primera parte, que habla sobre apps para el aprendizaje de idiomas.


Inglés para pobres, I.


1- Apps de Idiomas. Duolingo.

Existen numerosas apps de idiomas a las que se puede acceder en este momento, algunas gratuitas, otras de pago, pero no nos cabe ninguna duda de que el mejor recurso  que nos ofrece el mundo 2.0 en este momento es Duolingo, que ha sido elegida por Apple como la mejor aplicación para iPhone de 2013. Aquí tienes un pequeño vídeo explicativo sobre esta aplicación.




Es gratuita y se basa en un modelo de negocio que consigue generar ingresos para los creadores y, a la vez, ofrecer un servicio gratuito y sin publicidad para los usuarios. El funcionamiento es sencillo, Duolingo permite la traducción de textos por todo aquel que quiera hacerlo y esas traducciones te permiten ir avanzando a medida que vas mejorando tu inglés. Además te permite saber qué nivel de idioma tienes para ir escogiendo diferentes actividades en función de ese nivel o que otros usuarios te ayuden en tus trabajos de traducción en actividades colaborativas, por ejemplo. En definitiva, el usuario del servicio trabaja para Duolingo traduciendo textos de su nivel, lo que le permite practicar el idioma, y eso permite a Duolingo ofrecer un servicio gratuito y de calidad.  Está disponible en Android, iOS y también tiene una versión para ordenador de sobremesa. Según los responsables de la compañía se puede adquirir un nivel medio de inglés tras unas 100 hs de uso. Una de las ventajas de Duolingo es que puedes empezar con un nivel muy básico de inglés e ir, después, progresando. También está disponible para otros idiomas. Si quieres saber más sobre Duolingo, pincha aquí, y si, a a pesar de todo,  quieres tener más información sobre otras apps de aprendizaje idiomas hazlo aquí.

Y tú que opinas, ¿qué te parecen las apps para aprender idiomas, crees que la tecnología puede substituir a los recursos tradicionales en el aprendizaje de otra lengua?.  ¿Conoces alguna otra app de aprendizaje de idiomas realmente buena o algún otro recurso interesante? Si es así estaremos encantados de que nos lo indiques en respuesta a este post.

Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada