25 nov. 2012

Comentarios prohibidos a la hora de tu entrevista de trabajo

No me canso de repetir una y otra vez que el campo laboral es super dinámico y me atrevería a decir que hasta ¡volátil! Buscar un empleo no es lo más importante, ¡sino encontrarlo!

 Pero, ¿qué esta pasando con las personas que patrullan las calles y prácticamente las tapizan con su résumés? En mi día a día ayudando a personas a encontrar un empleo me he topado con errores que ellos mismos suelen justificar por "los nervios". Los nervios, si no los sabes manejar, te harán cometer errores que no podrás borrar y te harán salir de la entrevista con las manos vacías.

Porque no estar preparados más allá de un impecable currículo y una apariencia personal  adecuada nos pondrá en situaciones que a toda costa debemos evitar, como éstas:

 1.- Si bien es cierto que tu ex supervisor o jefe era realmente una persona muy difícil, “adornado” con una personalidad complicada y sin compasión que hacía la vida un yogurt a todo su departamento, durante una entrevista de trabajo nunca debe de permitir que ese amargo recuerdo salga a flote en una confesión tan sincera como ésta:

Detestaba a mi jefe y sus forma de administrar.

Mi recomendación: prepara una respuesta estrictamente relacionada con lo laboral, y aunque aun sangres por la herida causada por las humillaciones de tu ex jefe, no dejes que te gane la emoción. Se profesional así te cueste amarrarte la lengua, piense en futuro y no en pasado.
2.- Al asistir a una entrevista de trabajo es recomendable hacer preguntas a nuestro futuro empleador para tener claro qué requiere del candidato, mas allá de lo que pudimos leer en el anuncio. Pero también debemos ser cautelosos, no pasarnos de la raya y lanzar a quemarropa una pregunta como ésta:

Si Ud. me contrata para esta posición, ¿podría decirme en cuánto tiempo podré estar en un puesto mejor? Por lo general, ¿cuánto tiempo les toma a las personas ascender?

¡Si apenas estás en una entrevista! ¿Qué tal si la siguiente posición es la de la persona que te está entrevistando?
3.- Hay un momento en la entrevista en que es muy probable que tu futuro empleador desee saber más acerca de ti, entréis un poco en el terreno personal y se interese en conocer acerca de tus actividades; y tú, por impresionarlo, comentes algo así:

Soy muy activo(a) en la Asociación de Padres en las escuelas de cada uno de mis tres hijos. O, mi pasión es ser un miembro súper comprometido con mi iglesia local.

Mi recomendación: Ten una respuesta rápida, concisa y sal “huyendo” de ese terreno que puede prestarse a polémicas. El empleador puede pensar que al estar tan “comprometido” en esas actividades sanas y loables descuides tu trabajo.
4.- Y para cerrar con broche de oro:
Tu futuro empleador no es tu amigo ni tu pariente. Tampoco es tu confesor, ni mucho menos tu tabla de salvación. Mantente en guardia, reservado, atento, amable, pero sin sobrepasar los linderos profesionales.
Si después de estar tanto tiempo buscando empleo estás hecho un "atomizador de veneno" o destilas "ácido de batería" debido a la frustración, éste no es el momento de sacar tu amargura, sino de conducir las cosas con la cabeza fría para salir victorioso.

Es tu oportunidad. No la tires por la borda porque tu amargura te puede volver repelente.







1 comentario: