29 nov. 2012

Cómo enfrentarse a la videoentrevista con éxito

Por muchos motivos, tanto económicos, como de inmediatez, las video-entrevistas son un elemento más en los procesos de selección que están dando muy buenos resultados, no sólo en cuanto a costes sino también en cuanto a la deslocalización de los procesos, la posibilidad de gestionar mejor el tiempo, y también como entrevista preliminar y de criba. Por ello, conviene tener en cuenta algunos consejos: 

·    Creáte una cuenta en Skype y cuida tu nombre de usuario. Sabemos que Skype tiene millones de usuarios, pero un nombre poco profesional puede dar una primera mala impresión. 

·    Comprueba la cámara y el audio de tu equipo, portatil o tablet. En algunos, el micrófono y la web van integrados, no obstante en algunos casos, sobre todo los micrófonos no funcionan bien. Puedes conseguir un micrófono, e incluso micrófono y auricular por precios muy asequibles. Además coviene probarla con un amigo/a para comprobar la calidad de la misma.


·    Prepárate igual que si fuese una entrevista presencial. Cuida tu apareciencia, tu indumentaria, se trata de dar una buena impresión. Las cámaras suelen transformar nuestras caras en algo más pálidas y algunas indumentarias aparecen extrañas vía web. Prueba, hasta que des la imagen que quieres. 

·    Cuida el fondo. Busca una habitación, despacho o sala donde la luz sea un elemento clave, busca fondos neutros, a ser posible no lo hagas desde la cocina de tu casa, queda poco profesional, si no encuentras un fondo neutro, una librería o estantería con libros suele ser un buen fondo. 


·    Busca un lugar donde haya poco ruido, a ser posible.

·    Mantén la mirada a la pantalla y no minimices la cámara de tu interlocutor. Se trata de crear una buena comunicación potenciando el contacto visual a través de la pantalla. 


·    Evita tener abiertas otras aplicaciones tales como tweet desk, hoot suite u otras que vayan acompañadas de “bonitos avisos sonoros”.

·    Apaga el móvil, así evitarás interferencias o llamadas inoportunas. 

·    Habla claro, despacio y con un tono moderado. No grites si crees que no te escuchan, repite y pregunta si no has entendido alguna pregunta. 


·    Ensaya frente a la camara y grábate en video aprenderás a familiarizarte con tu tono, velocidad de locución, tu lenguaje no verbal y a corregir fallos. 

·    Sonríe, el hecho de que sea a través de una cámara no evita que tengas que romper el hielo y propiciar un clima más agradable.


·    Pide una entrevista presencial, no olvides que ésta es sólo el primer paso. 


Al igual que una entrevista telefónica, una comida, una presentación de selección, una video-entrevista es una parte más de un proceso de selección, por tanto, al igual que preparamos pruebas, dinámicas y entrevistas presenciales, en su estudio y ensayo previo está el éxito de las mismas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario